La Quiropráctica y la postura

Desde pequeños escuchamos expresiones como párate derecho! hombros hacia atrás! espalda derecha! frente en alto, siéntate derecho! ¿pero por qué nuestros padres nos enseñaron esto? ¿cuál es la importancia de tener una buena postura? ¿por qué muchos de nosotros tenemos una mala postura? Tener una mala postura no es sólo cuestión de apariencia, sino que también afecta su vida cotidiana. La forma en que funciona tu cuerpo y una mala postura puede dar lugar a numerosos problemas de salud. La mala postura y los cambios en la estructura de la columna causan subluxaciones vertebrales las cuales afectan directamente el funcionamiento de su sistema nervioso. Cuando pierde la alineación normal de la columna, o hay una falta de movimiento en las articulaciones, esto ejerce presión en los nervios que salen de entre las vertebras de la columna.

Estos nervios controlan todos los tejidos, vasos y órganos en el cuerpo y si hay algún tipo de presión sobre ellos pierden la habilidad de controlar y monitorear el cuerpo y de esta manera se producen los daños. Mucho más que solo molestias o dolores crónicos, su cuerpo no puede arreglarse o curarse por sí solo y luego de varios años el daño puede ser irreversible.

¿Cómo puedo mejorar mi postura con la Quiropráctica?

Los quiroprácticos buscan y arreglan subluxaciones vertebrales por medio de ajustes espinales específicos y seguros. Después de años de estrés en la columna por una mala postura debido a lesiones, deportes, accidentes, estrés, mala alimentación, la rutina del día a día frente a un computador, manejar por muchas horas , realizar esfuerzo, tareas domesticas, etc; las subluxaciones inevitablemente se forman, y tanto la columna como la salud comienzan a degenerarse. Nuestras columnas cambian de estructura y derivan en problemas crónicos. Cuando el quiropráctico ajusta su columna, no solo restablece la alineación normal y movimiento en la columna sino que quita esta presión de los nervios y el sistema, y permite que el cuerpo funcione mejor y se mejore por sí mismo. Con tiempo por medio de ajustes quiroprácticos, es posible deshacerse de los años de estrés, del daño hecho y de la mala postura.

Recuerda: La postura es la ventana de nuestra columna vertebral. Una buena postura te ayudará a sentirte mejor y a verte mejor! Una Buena Postura se relaciona con energía, confianza, salud y felicidad, en cambio, una Mala Postura, se relaciona con enfermedad, depresión, tristeza y negatividad. Una buena postura y columna ajustada no sólo te permite vivir la vida, también te ayuda a estar más saludable. Asegúrate de mantener la columna revisada y ajustada por tu Quiropráctico!

Fuente: Ibérica Quiropráctica; Centro Quiropráctico de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de Ponce – Pto. Rico.